Sharon Stone

Solo se Vive Dos Veces

Estar a punto de morir cambió su existencia radicalmente y ahora solamente desea agradecer a la vida y disfrutarla.

“La belleza de vivir dos veces” no es el título de una película protagonizada por Sharon Stone. Es el nombre del libro autobiográfico que escribió y lanzó, hace unos meses, para compartir las vivencias que la han acompañado en sus 63 años. Aquí relata su infancia en la ciudad de Meadville, Pensilvania, Estados Unidos, donde nació el 10 de marzo de 1958, en el seno de una familia sin mayores recursos económicos. Su padre era operario en una fábrica y su madre, una dueña de casa que vendía cosméticos Avon. Tiene 2 hermanos y 1 hermana.

En la publicación describe sus emociones en relación al hecho que marcó un antes y un después en su vida: la hemorragia cerebral que sufrió en el 2001 y que la tuvo al borde de la muerte. El episodio le trajo consecuencias gravísimas. Comenzó a tartamudear, quedó ciega de un ojo y soportó intensos dolores en sus extremidades. Después de 3 años de tratamiento sanó por completo. Desde entonces ve las cosas de forma más positiva, alegre y con especial gratitud. Y de escribir su nombre con dificultad ¡pasó a redactar sus memorias!

En su juventud, sus atributos físicos la llevaron a ganar varios concursos de belleza. Pero la rubia de 1,74 no solo es hermosa, sino también inteligente. De hecho, tiene un coeficiente intelectual de 154 puntos lo que la convierte en superdotada. Entró al colegio a los 5 años y debido a sus buenas calificaciones obtuvo una beca para la universidad. A los 15 años ingresó a Escritura Creativa y Bellas Artes, compatibilizando sus estudios con una exitosa carrera de modelo en las mejores agencias del mundo.

Sus comienzos en el cine fueron en roles secundarios. “Me tuvieron muchos años haciendo películas de mierda”, dijo en una entrevista. Hasta que hizo su filme número 18 a los 32 años. Se trataba de “Bajos instintos” (1992), donde interpretó a una atractiva novelista sospechosa de apuñalar a su amante mientras tenían sexo. Gracias al thriller erótico saltó a la fama internacional y sus fogosas escenas con Michael Douglas, la convirtieron en el mayor símbolo sexual de los 90.

En cuanto a lo bien que se le dio hacer de villana, señaló en un programa de televisión: “Vi a mi abuelo abusar sexualmente de mi hermana cuando ella tenía 5 años. Tengo mucha rabia por eso. En las grabaciones me imaginé que lo acuchillaba a él. Fue una experiencia muy liberadora”, confesó.

Increíblemente, la cinta continúa generando polémica incluso hoy. En el actual Festival de Cannes, el director Paul Verhoeven ha señalado que la artista siempre supo que se mostraría su entrepierna desnuda en la famosa escena de la película, algo que la diva ha negado desde el estreno hace 29 años.

Tras “Bajos instintos” llegó el rodaje de “Sliver” (1992), en el que también aparece semidesnuda, “El especialista” (1994) y “Casino” (1996), que le significó su única nominación al Óscar. En la secuela del largometraje que la hizo conocida en Hollywood, “Bajos instintos 2” (2006), volvió a encarnar a la femme fatal involucrada en nuevos homicidios. 

PROYECTOS & ROMANCES
Este año participó en el drama romántico “Beauty” y la comedia dramática “Here today”, junto a Billy Cristal. Anteriormente actuó en “La lavandería: Dinero sucio” (2019) con Meryl Streep, Antonio Banderas y Gary Oldman. Para el 11 de febrero del 2022 se espera el estreno del drama romántico “What about love” junto a Andy García. Le seguirá “El cuento de la esposa del alergista”. La comedia de humor negro está basada en el libro del mismo nombre de Charles Busch.

Estuvo casada con el productor televisivo Michael Greenburg, desde 1984 a 1987. Al año siguiente contrajo nupcias con el periodista Phil Bronstein, con quien adoptó 1 hijo y se divorció en el 2004. Luego adoptó 2 niños más por su cuenta.

Tras estar un tiempo soltera y en aplicaciones de cita, estuvo saliendo con un empresario italiano, 20 años menor que ella. Actualmente se le ha visto con un rapero de 25 años apodado RMR. Parece ser que es su “amor de verano” o “amigo especial”. Se les ha captado gozando de la vida nocturna de Los Ángeles. Lo importante es que a Sharon se le ve feliz: “Ahora no me preocupa como luzco, solamente me interesa disfrutar”, afirma la rubia.  

Derechos Reservados CineCity