Monica Lewinsky 

Otra Vez en el
Estrado Público 

El estreno de la tercera temporada de “American crime story” trae de regreso el mayor escándalo sexual en la presidencia de los Estados Unidos, y vuelve a confrontar posiciones ¿Debería pedir perdón Bill Clinton? ¿Es la becaria una víctima o una villana?

No es, técnicamente, un crimen. Pero fue un caso que estremeció hasta los cimientos la democracia estadounidense y que puso al presidente Bill Clinton a un paso de la destitución.

Nadie en el planeta a olvidado a Monica Lewinsky, la becaria en la Casa Blanca que sostuvo un affaire en 1995 con el mandatario y que luego, de manera orquestada y pública, reveló los detalles más sórdidos de una relación que se desarrolló en la Sala Oval.

Ahora, bajo el nombre de “Impeachment”, el relato llegará como la tercera temporada de “American crime story”. La gran sorpresa es que Lewinsky estará a cargo de la producción, lo que para muchos expertos significa que recibirá una fuerte suma por revelar los secretos de la relación y asesorará para que su verdad se plasme en una adecuada puesta en escena.

Beanie Feldstein -la hermana de Jonah Hill- interpretará a Monica, que en la época del escándalo tenía apenas 21 años. Sarah Paulson vuelve a la serie para ser la abogada Linda Starr, mientras que Paula Jones, amiga de la becaria y persona clave en develar el escándalo, será Annaleigh Ashford.

Los papeles estelares de Bill y Hillary fueron asignados a Clive Owen y Edie Falco, respectivamente, quienes se llevan la mayor parte del peso de la trama. En la vida real, después del devastador juicio público al jefe de Estado, permanecieron unidos, y el tema reflotó cuando Hillary enfrentó a Donald Trump, en la más polémica campaña presidencial de todos los tiempos. 

La serie está inspirada en el libro “Una vasta conspiración: La historia real del escándalo sexual que casi acaba con un presidente”, del periodista Jeffrey Toobin, que se basa en los hechos, la mentira del presidente Clinton y la acusación por perjurio que culminaría en un juicio político en el Senado del que el entonces fue finalmente exonerado. Tripp era la amiga de Lewinsky que grabó las conversaciones telefónicas en las que Lewinsky contaba sus experiencias con Clinton.

“American crime story” ya tuvo mucho éxito el 2016 con “The people v. O.J. Simpson”, que también adaptaba una novela de Toobin, y el 2018 con “El asesinato de Gianni Versace”. La tercera temporada iba a ser estrenada en septiembre pasado, generando críticas entre algunos periodistas y comentaristas opuestos a la presidencia de Donald Trump, que se enfrentaba a la reelección en noviembre de ese mismo año.
Monica Lewinsky, que en los últimos tiempos se ha dedicado a la lucha contra el ciberacoso (“Yo fui la ‘paciente cero’ del byllying digital", ha declarado) se ha defendido varias veces de su rol en el caso. Reflexiona: “¿Virgen o puta? ¿Depredador o presa? ¿Iba ligera de ropa o de forma apropiada? ¿Dice la verdad o está mintiendo? Esto fue un debate planetario donde la gran víctima he sido yo, que me he pasado más de la mitad de mi vida bajo el juicio público”.

Hillary Clinton, por su parte, ha defendido a su marido argumentando que “no se trató de abuso de poder. Monica era mayor de edad y fue una relación consentida y consensuada”.

¿En qué está el debate hoy? Pues en que pasadas más de 2 décadas desde los hechos, Bill Clinton jamás ha pedido perdón. Y quizás “American crime story” termine por levantar, nuevamente, la tormenta de aquellos años. 

Derechos Reservados CineCity