El Extraño Y Entrañable

Joaquin Phoenix

Mientras esperamos verlo como “Napoleón” y en la continuación del “Guasón”, repasamos algunos de sus personajes más recordados, así como momentos clave de su vida.

Hablar de esta estrella es hablar de uno de los artistas más talentosos de la cinematografía de ayer y de hoy. Nacido en Puerto Rico hace 48 años, en un comienzo pareció ser opacado por su hermano mayor, el también actor River Phoenix, quien falleció a los 23 años por una sobredosis. En las décadas siguientes, sin embargo, nadie volvería a subestimar su talento.

Un dato interesante es que Joaquin Rafael (como lo bautizaron sus padres estadounidenses y bohemios que pertenecían a una secta) y River son la única pareja de hermanos nominados al Óscar en la existencia del galardón.

Aunque debutó en la pantalla chica y grande en los años 80, fue recién el 2000 que logró resonancia mundial -y su primera candidatura a la estatuilla dorada- con “Gladiador”. Antes ya había llamado la atención en filmes como “Todo por un sueño” (1995) y “8 mm” (1999), mas fue con el laureado drama épico de Ridley Scott (que prepara secuela sin Joaquin), como antagonista de un portentoso Russell Crowe, que consiguió que todos los odiáramos como el vil “Emperador Commodus”.  

Su camino ascendente continuó con comentadas películas como “Señales” (2002) y “La aldea” (2004” -ambas de M. Night Shyamalan-, así como “Hotel Rwanda” (2004). No obstante, fue el aplaudido bioepic “Johnny & June” (2005), acompañado de Reese Witherspoon, el que le otorgó su segunda postulación al premio de la Academia en la piel del legendario cantante country Johnny Cash. El actor, al igual que el músico, sufrían de alcoholismo, adicción que Joaquin superó tras entrar a rehabilitación. Vale la pena destacar, también, que es el quien cantó en las escenas.  

En la década siguiente causó revuelo y elogios con “I’m still here” (2010), un falso documental donde anunciaba su retiro del celuloide para dedicarse al rap. Fue con “The master” (2012), sin embargo, con la que nos regaló una de sus mejores interpretaciones como un rústico y simple hombre acogido en una secta, liderada por el malogrado Philip Seymour Hoffman. La cinta de Paul Thomas Anderson le significó su tercera nominación al Óscar. 

Siguiendo en la línea de roles atípicos que, finalmente, lo han convertido en un artista entrañable para miles de cinéfilos, lo vimos como un tipo solitario que se enamora de un vanguardista sistema operativo en la elogiada “Ella” (2013), de Spike Jonze, donde su contraparte fue la omnipresente y sensual voz de Scarlett Johansson. Sorprendió de nuevo con “Vicio propio” (2014), otra interesante historia dirigida y escrita por Paul Thomas Anderson en la que encarnó a un detective que investiga la desaparición de una ex pareja. Un tiempo después, la crítica alabó su perfomance “Nunca estarás a salvo” (2017), drama criminal en el que personificó a un veterano traumatizado que se dedica a rastrear niñas desaparecidas.  

“MI TRABAJO ES MI VIDA”
Y el 2019 arribó a las salas con “Guasón”, en el que ofreció una de las actuaciones más conmovedores y mejor logradas de su trayectoria. Bajo la impecable dirección y guion de Todd Philips, el astro se convirtió en “Arthur Fleck”, un comediante fracasado cuya triste vida termina convirtiéndolo en el “Joker”, uno de los principales villanos de DC Comics. El argumento realista y oscuro, distante de la fantasía de las historietas, transformaron a esta película en una obra maestra, cuya secuela se espera para el próximo año. 

En su discurso al recibir -al fin- el Óscar, este acérrimo vegano (se niega a usar vestimentas hechas de animales incluso en el set) dedicó su trofeo a su desparecido amigo Heath Ledger, quien también encarnó al enemigo de Ciudad Gótica. Así como criticó la explotación animal, especialmente la de las vacas y sus crías. Semanas antes había exigido un menú vegano para la ceremonia; de hecho, dio la vuelta al mundo una hermosa foto con su pareja y colega Rooney Mara, también defensora de los animales, durante un descanso de la premiación, disfrutando en modo casual de una hamburguesa vegetal.

Las celebridades se conocieron el 2012 en las filmaciones de “Ella” y volvieron a compartir el plató en “María Magdalena” (2018). El próximo año se estrenaría su trabajo conjunto en el filme de suspenso “La isla”. Tienen un hijo de 2 años llamado River, en honor a su hermano. 

El estadounidense de metro 73 y una distintiva marca de nacimiento sobre el labio superior estuvo hace poco en cartelera con “Beau tiene miedo” (2023), otra narración extraña de esas que tanto disfruta estelarizar. Para noviembre esperamos con ansias otra colaboración suya con Ridley Scott: su personificación del gran general y líder francés “Napoleón” (2023).

Cerramos esta crónica sobre este grande del cine con una breve cita que explica tanto su personalidad como su talento: “No tengo amigos. Mi trabajo es mi vida y es lo que realmente me importa”.

Derechos Reservados CineCity