.
Mobirise

Christian Bale

El Rey Camaleón 

Su trabajo en Hollywood lo ha hecho bajar a 55 kilos de peso corporal y alcanzar hasta más de 100 en poco tiempo. Ahora, demuestra que su increíble talento para mutar físicamente sigue intacto y regresa a la pantalla grande para darle vida a un intimidante antagonista de los comics.

Mobirise

“Los dioses solo se preocupan de sí mismos” pronuncia el tenebroso personaje interpretado por Christian Bale y que aparece en el tráiler de “Thor: Amor y trueno” (2022), a la espera de su estreno en julio. Es “Gorr”, el nuevo villano de Marvel que tiene al actor de 48 años y metro 83 de estatura luciendo irreconocible tras la piel gris y cabeza calva del malvado de la historia.

El artista nacido en Gales, Reino Unido, es considerado el rey indiscutido de las transformaciones cinematográficas. De hecho, en 2021 fue fotografiado con su cabeza rapada y varios kilos menos mientras caminaba por las calles de Sidney, Australia, lugar donde filmaba su misterioso regreso.

Estaba preparando a “Gorr, el dios carnicero”, quien apareció en los comics recién en 2012 y ahora podremos ver por primera vez en el cine gracias al talentoso Bale. Al menos, en la historieta es un extraterrestre que, luego de la muerte de su esposa e hijos, se revela contra los dioses y jura matar a las deidades entre las cuales se encuentra “Thor” (Chris Hemsworth). 

El GORDO Y EL FLACO
Según Taika Waititi, director de “Thor 4”, la última performance de Christian Bale será “probablemente el mejor villano que Marvel haya tenido”, dando a entender que el intérprete, de nacionalidad británica y también estadounidense, recurrió una vez más a su conocido método de cambiar drásticamente y que ha aplicado desde sus inicios.

Mobirise

Por algo, cuando tenía 13 años, Steven Spielberg lo reclutó para debutar en “El imperio del sol” (1987). Ahí, se puso en la piel de un niño inglés de clase alta que quedaba solo en Shanghái cuando era invadida por Japón en la Segunda Guerra Mundial. El pequeño Christian recibió miles de elogios, porque -entre otras cosas- aguantó solo el peso dramático de una trama difícil y logró transmitir visualmente lo que significaba crecer en un duro campo de concentración.

Aunque siguió participando en destacadas producciones como la versión de “Mujercitas” (1994), fueron muy pocos los papeles que aceptó. La explicación la dio el mismo al admitir desde pequeño que la fama le aterraba: “Fue horrible, casi lloraba en las entrevistas y salía corriendo”. Pero el destino lo llamó de vuelta cuando Bret Easton Ellis, escritor de “Psicópata americano”, exigió que Bale encarnara en el cine a “Patrick Bateman”, un atlético y narciso ejecutivo de los años 80 que debía verse perfecto y además convertirse en criminal convincente.

“Me costó la vida” aseguró Christian cuando le preguntaron cómo consiguió un abdomen y brazos cincelados. Reveló que, pese a lo aburrido que le parecía dejar los carbohidratos y comer solo proteínas, simplemente se disciplinó sin pensar en lo “ridículo” que era levantar pesas: “Hice tres horas al día durante seis semanas con un entrenador personal”. 

Mobirise

CAMBIOS RADICALES
Ya era reconocido cuando decidió aparecer en “El maquinista” (2004) y el mundo entero se impresionó. Perdió 30 kilos para convertirse en “Trevor Reznik”, el operario de una fábrica que sufre un grave insomnio que le causa deterioro físico y mental. Según Bale, su preparación consistió en “morirse de hambre” y comer “una manzana y una lata de atún al día”.

Quedó pesando menos de 55 kilos y llegó a los 86 solo un año después, momento en que fue presentado como el nuevo guardián de ciudad Gótica en “Batman inicia” (2005). ¿Qué hizo él?, “me puse a comer bien y a ejercitar como un loco”, dijo para explicar su notorio desarrollo muscular y lo mucho que ansiaba ser parte de la trilogía de Christopher Nolan, la cual sin duda era un desafío, porque le exigiría estar en muy buena forma para cada rodaje. 

Luego de ser el hombre murciélago bajó hasta los 66 kilos en su siguiente transformación exhibida en “El boxeador” (2010), la cual lo llevó a ganar su primer y único Óscar como Mejor Actor Secundario. En esta oportunidad, también reveló su secreto para conseguir la apariencia de un drogadicto demacrado que preparaba a su hermano en el deporte de combate: “Corriendo mucho todos los días”, afirmó sabiendo que pronto debía estar preparado para rodar “Batman: El caballero de la noche asciende” (2012), donde llegó a los 100 kilos aumentando sus músculos. 

Mobirise


El sexy “Bruce Wayne” de “Batman” desapareció por completo en “Escándalo americano” (2012), porque si bien subió su peso a 103 kilos, tuvo que cambiar sus hábitos para reemplazar el músculo por grasa y encarnar a “Irving Rosenfeld”, un estafador obeso y de calvicie incipiente que se ve obligado a ponerse bajo el mando de un agente del FBI. "Comí muchísimos donuts, muchas hamburguesas con queso y todo lo que encontraba en mi camino”, eso contaba algo arrepentido, porque le costó 6 meses disminuir la barriga.

Uno de sus últimos e impactantes cambios fue el que exhibió en “El vicepresidente: Más allá del poder” (2018). Aquí confeccionó la imagen de un hombre calcado a Dick Cheney, el político estadounidense al que imitó peligrosamente, porque engordó otra vez para llegar hasta los 115 kilos, el mayor número de toda su trayectoria. "Nunca es saludable aumentar esa cantidad de peso en poco tiempo, pero lo hice de la manera más saludable”, reconoció el actor.

Mientras aún mantiene reserva sobre las técnicas que aplicó en su más reciente metamorfosis como “Gorr”, el aterrador y nuevo enemigo de “Thor”, se sabe que el maquillaje hizo bastante, sin contar que sumó otra baja de peso y rapó su cabeza para entregar un personaje que ya tiene a muchos sorprendidos y opinando en las redes sociales. 

Mobirise

Derechos Reservados CineCity