.

Hermosa y jovial a los 52 años, la diva encanta a los espectadores con su enigmático rol
en la aplaudida serie de Netflix “La caída de la Casa Usher”.

Estadounidense pero hija de madre con ascendencia británica y padre de ascendencia italiana, a ratos evoca el encanto de la antigua diva del cine Claudia Cardinale. Y es pareja del guionista y realizador de Hollywood Sebastián Gutiérrez, venezolano de quien se enamoró hace un par de décadas.

Quienes han seguido su trayectoria saben que debutó en el celuloide a fines de los 80 y que logró sus papeles de mayor renombre hacia el 2000, con filmes como “Ojos de serpiente” (1998), la franquicia “Mini espías” (2001 a 2003), “El único” (2001), “Sin City” (2005), “Una noche en el museo” (2006), “Gánster americano” (2007), “Watchmen: Los Vigilantes” (2009), “Sucker punch” (2011) y “Terremoto: La falla de San Andrés” (2015), entre tantos más.

Ha sido con el talentoso creador Mike Flanagan, sin embargo, con quien ha colaborado más estrechamente en los últimos años. La sensual trigueña -de 52 años y metro 65- estuvo en la película de suspenso “El juego de Gerald” (2017), dirigida y coescrita por Flanagan. Para luego participar de sus miniseries de misterio “La maldición de Hill House” (2018), “La maldición de Bly Manor” (2020) y “Misa de medianoche” (2021).  

Por supuesto, sus admiradores saben que este mes, el gigante del streaming presentó a sus suscriptores otra nueva serie creada por Flanagan: “La caída de la Casa Usher” (2023), donde ella, cómo no, ostenta uno de los papeles principales como la enigmática “Verna”, una mujer con un poder más allá de lo pensado.

La producción de misterio de 8 capítulos muestra el ascenso de 2 hermanos muy unidos que consiguen conformar un cuestionado imperio farmacéutico. La trama -que se inspira en el cuento de terror homónimo del legendario poeta Edgar Allan Poe- consigue de principio a fin mantener el aire de misterio, como todas las excelentes series anteriores del galardonado Mike Flanagan. 

El horror y la fantasía parecen ser muy del gusto de esta mujer curvilínea de mirada dulce, porque el próximo año estará en “Lisa Frankenstein” (2024), largometraje que, con un toque de humor, contará la increíble aventura de una estudiante que revive a un guapo victoriano.

En su agenda inmediata figura “The girls on the bus” (2023), serie de Netflix que sigue el recorrido de 4 periodistas cubriendo las campañas presidenciales de algunos candidatos. Y el próximo año estrenará con Idris Elba “Heads of state”, filme de acción y suspenso que se rodará en Italia. 

Implantes DIVA
Armonización Orofacial

Aunque su carrera se ha construido principalmente en el cine, su primer rol fue a los 17 en la pantalla chica en un episodio de la comedia “¿Quién manda a quién?”, en 1988. También ha actuado sobre los escenarios de Broadway.

Con su pareja venezolana ha trabajado más de una vez. La más reciente fue en la serie “Leopard skin” (2022). La producción de suspenso y 8 episodios -creada por Sebastián Gutiérrez- muestra a una banda criminal que se esconde en una casa donde viven 2 mujeres recluidas. 

Sus progenitores se separaron cuando ella tenía 2 años y ella jamás ha contraído matrimonio ni tiene hijos. Más aún, con la aprobación de sus papás, se emancipó legalmente a los 16 años, tras comenzar a trabajar como modelo a los 15.

Por Aldo Schiappacasse

Derechos Reservados CineCity